top of page
Search
  • Daniel Kamenetzky

COMO REDUCIR EL GASTO ECONOMICO “NO PRODUCTIVO” QUE LOS JUGADORES LE GENERAN A SUS CLUBES

Updated: May 29, 2020

Este articulo ha sido publicado en la Revista Deportiva Española Marca


Lo que aporta un ídolo de fútbol a su club es más que rendimiento deportivo. Muchos ofrecen liderazgo, generan aumeto del compromiso del aficionado (fan engagement), aumento en la venta de productos de merchandising, publicidad mediática, etc. Los clubes pagan por la sumatoria de esos servicios. Sin embargo, los jugadores generan también considrables gastos que podrían ser evitados y/o reducidos y así producir un ahorro significativo a las instituciones.

La preocupación económica inicial de los clubes y a donde esta puesto el mayor esfuerzo de los economistas deportivos y analistas de datos es en encontrar el “cómo estimar el valor real de un jugador de fútbol” (qué variables incluir en la ecuación del Valor de Mercado un jugador de fútbol?) y cómo encontrar en el mercado mundial jugadores de bajo costo con las caracteristicas requeridas por los entrenadores.

Si bién es importante en cualquier empresa obtener “bienes” a bajo costo, es también crítico el mantenimieto y mejora de los mismos para que rindan con la máxima eficiencia durante el mayor tiempo posible.

Aquí presento una descripción del gasto que generan a los clubes los comportamientos coordinativos (técnicas de movimiento) y de personalidad (fundamentalmente agresión en la cancha) de jugadores de fútbol. Estos gastos son posibles de ser evitados y/o reducidos si se implementan modelos ínnovadores de entrenamiento y control del jugador.

Para este análisis utilizo los Valores de Mercado ofrecidos por Transfermarket, y asumo (por falta de mejores datos) que ese Valor de cada jugador, es la inversion anual que el club realiza por el mismo.


Solamente en 2019, un 15% de la sumatoria total del Valor de Mercado de los 50 jugadores mas valiosos de La Liga (Transfermarket) fueron “invertidos” en días de “no rendimiento deportivo” para los clubes. Así, de una sumatoria de 2378 millones de Euros de valor de Mercado de esos jugadores, 364 millones fueron “gastados” mientras los jugadores estaban inactivos por lesiones, suspendidos por causas disciplinarias o cumpliendo con compromisos internacionales (actividades relacionas con mundiales o juegos olimpicos).

Desde otra perpectiva, de un total de 13 mil días de compromiso de todos los jugadores estudiados con sus clubes, 9850 días fueron destinados a rehabilitacion por lesiones y 3158 dias a inhabilitación por sanciones y/o compromisos fuera de sus clubes.


Para ilustrar mas en detalle el dramatismo del gasto en que los clubes incurren por lesiones y suspensiones/compromisos fuera del club miremos algunos números de casos particulares:

Leonel Messi: en los últmos 14 años ha estado 818 días sin actividad con su club (lo cual equivale a 2.24 años total). De los cuales 551días (1.5 años total) fueron a causa de lesiones y 267 dias (0.73 años) por suspensiones/compromisos fuera del club.

Si jugamos con los valores de Mercado y aceptamos un valor promedio de 112 millones de Euros (último valor indicado por Transfermarket), en el periodo de los últimos 14 años de actividad, tenemos que su club invirtió aproximadmente 250 millones de Euros por un periodo que no se tradujo en performance ni retribución deportiva para el club (a esto hay que sumarles las perdidas por y para sponsors, seguros y gastos de medicina reparativa y de rehabilitación)

Si consideramos sólo el año 2019, Leo Messi estuvo sin actividad en el club 67% de los días, lo cual representaría un gasto no productivo para el club de 75 millones de Euros.

Otro ejemplo interesante es el de Ousmane Dembele que en los últimos 4 años a estado 39% de los días sin actividad productiva para el club: 514 días por lesiones (1.41 años) y 63 días por suspensiones y/o compromisos fuera del club (0.17 años). Un total de 88.52 millones de Euros en gasto no productivo para el club.

Considerando solo 2019, Dembele ha estado ausente 49% de los días representando 27.46 millones de Euros.


Se puede disminuir este gasto ínfertil?

Primero tenemos que entender las causas del gasto al que aqui he llamado “no productivo para el club”:

1) Lesiones deportivas: las principales causas de las lesiones deportivas son las procucidas por técnicas ineficientes de movimiento y por la organización inadecuada de las cargas de entrenamiento que conllevan a sobrecargas mecánicas y daño de estructuras (materiales) biológicas. Estas lesiones llamadas por sobreuso son posibles de ser reducidas con un adecuado análisis historico médico del jugador, controles de la técnica antes de comprarlo así como el control y análisis de las técnicas de movimiento y cargas de trabajo durante los procesos de entrenamiento.

Si observamos el gráfico de abajo veremos que hay una correlacion significativa entre los años de competencia y los días ausentes por lesiones. Claramente, políticas institucionales de cuidados del jugador deben ser implementadas ya que con certeza el jugador joven de hoy sera el lesionado de mañana.

2) Suspenciones por sanciones: las principals causas de sanciones son los comportamientos de agresión a otros jugadores y al referee. Los mismos requieren de políticas de educación y de reglas de comportamiento a nivel institucional.

3) Compromisos internacionales: requerimientos de las Federaciones de cada país para la aparición de sus jugadores seleccionados en eventos internacionales (juegos de clasificación, mundiales, juegos olímpicos). Aquí las políticas entre federaciones internacionales son las que deben establecer oportunidades de ayuda mutua.


Queda claro aquí que gran parte del gasto que los clubes hacen en sus jugadores se sitúa en áreas “no productivas” para la institución. Modelos innovadores de cuidado del jugador a traves del diseño entrenamiento con bases científicas y prevención de lesiones, educación y políticas institucionales y un analisis pre-compra de jugadores metódico que complemente el análisis del rendimiento durante la competencia, ayudarán a prevenir o al menos reducir los aqui llamados gastos no productivos que generan los jugadores de fútbol as sus clúbes.


82 views

Comments


bottom of page